Viviremos las risas que el destino nos debía.

viernes, 17 de mayo de 2013

En lo bueno y en lo malo.


Cuando todo te sobrepasa y no puedes más. Cuando te refugias en tu música, cuando cada nota te sirve de cobijo, pero nada te aleja de la triste realidad. Cuando sientes que estás solo, que has caído y ninguna mano viene a ayudarte e intentar levantarte. Cuando llevas tanto tiempo a oscuras que no recuerdas ni lo que es la luz. Cuando se mezclan las lágrimas con el agua de la ducha. Cuando te da igual el tiempo que haga porque no sientes calor ni frío. Cuando comes por hacer algo, pero no te sabe a nada. Cuando devoras libros soñando que alguna de esas apasionantes historias te suceda a ti. Cuando oyes la puerta de casa y pones mala cara porque ha llegado alguien que va a interrumpir tu soledad. Cuando estás rodeado de gente pero aún así no sientes a nadie cerca. Cuando por las noches no quieres dormir porque no tienes nada ni nadie con lo que soñar. Es en esos momentos cuando debes ser más fuerte, cuando debes sonreír y demostrar al mundo lo que eres, que vales más que un montón de lágrimas, que vas a derrochar felicidad. ¿Y sabes qué? Yo lo voy a ver, porque a pesar de todo, yo estoy contigo en lo bueno y en lo malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada